Skip to content

Nosotros

Indusparquet es una empresa con más de 50 años de trayectoria y experiencia en el Mercado Mundial

La excelencia de nuestros productos nos convierte en la empresa líder de pisos, decks, escaleras y revestimientos de madera, aportamos calidez, jerarquía, estilos, tendencias e innovación a todos los proyectos.

El éxito de la compañía es fruto del trabajo constante en equipo, donde redefinimos sus valores destacando que es una empresa que brinda oportunidades para generar conexiones humanas.
Nos vinculamos con nuestros clientes creando un lazo emocional con ellos, siempre detrás de nuestra marca hay una voz humana, una persona real que te acompaña con responsabilidad en busca de una total satisfacción.

La calidad de nuestros productos nos diferencia

Nuestros productos son 100% de pura madera y tienen garantía de hasta 50 años en líneas de alta gama.

Los pisos Indusparquet están hechos con madera certificada y ecológicamente sustentable.

Somos Indusparquet, sinónimo mundial de alta calidad.

Innumerables e importantes destinos cuentan con nuestros productos

  • Vaticano: Casa Santa Marta
  • Estados Unidos, Las Vegas: Hotel Mirage
  • España: Centro cultural Miguel Delibes
  • San Pablo: Teatro Municipal
  • India: Taj Mahal
  • Marruecos: Hotel Mandarín
  • Rio de janeiro: Teatro Municipal
  • Italia: Hotel Capo La gala
  • Singapur: The sail at Marina Bay entre otros.
  • Argentina: Proyecto Infinity Tower

  

Indusparquet | Instalación de pisos de madera

Contamos con personas altamente calificadas y brindamos un excelente servicio de instalación con visitas técnicas a obras, teniendo presencia a través de una amplia red de Revendedores, Showrooms propios y un Centro de Distribución y Logística en Córdoba.

Indusparquet continua firme su compromiso de crecimiento, renovando sus locales, potenciando sus servicios, y lanzando el formato de “Franquicias”, para todo el país. 

Instalación de pisos de madera

Subscribe our newsletter to get updates

Good midst forth likeness let open seed moveth itself